Reimplante de extremidades

El reimplante es la reinserción quirúrgica de un dedo, mano o brazo que ha sido completamente cortado del cuerpo.

El objetivo del procedimiento es devolver al paciente el mayor uso posible del área seccionada. El uso de la parte reimplantada depende parcialmente del rebrote de los nervios sensoriales y motores.

Después de la operación, los nervios crecen alrededor de una pulgada por mes, la cantidad de pulgadas desde la lesión a la punta de un dedo da la cantidad mínima de meses después de los cuales el paciente puede sentir algo con la yema del dedo.

La parte reimplantada nunca recupera el 100% de su uso original, la mayoría de los médicos consideran que el 60% al 80% de su uso original es un resultado excelente.