Cubierta cutánea de heridas complejas

Se realiza este procedimiento cuando el paciente tiene una lesión por accidente o por alguna cirugía y se produce una gran pérdida de piel que es necesario cubrir. En ocasiones, puede no ser tan grande pero al tener estructuras vitales expuestas como el cerebro, corazón, pulmones, vasos sanguíneos o incluso los huesos, se debe intervenir.

Esta reconstrucción consiste en obtener piel o tejido similar al perdido del mismo paciente y transferirlo con microcirugía (unión de arterias y venas de este tejido) al área donde falta la cubierta.

Es un procedimiento complejo pero efectivo que reestablece al paciente de forma más rápida que mediante otras técnicas para curación de heridas.