Secuelas de quemaduras

Las quemaduras son de las lesiones más comunes en el hogar, especialmente entre los niños. Se caracterizan por un daño severo de la piel que causa la muerte de las células afectadas. La mayoría de las quemaduras no tiene consecuencias graves, sin embargo algunas afectan las articulaciones del cuerpo y limitan la funcionalidad y movimiento del área afectada.

Cuando las secuelas son inevitables se requiere el uso de matrices dérmicas (piel cultivada) o la transferencia de tejidos de otras áreas del cuerpo. Siempre con el objetivo de mejorar la función y movilidad de las articulaciones.

El tratamiento específico dependerá del área lesionada, edad y los deseos y necesidades del paciente.